Quiénes Somos

 

Somos un grupo de personas afectadas de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y/o Sensibilidad Química Múltiple.

 

Desde nuestra asociación el objetivo principal es mejorar la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad. Para ello es necesaria una plena normalización de la vida de los afectados. Esto incluye no tener que renunciar al desarrollo profesional. Mediante una adecuación del puesto de trabajo esto es posible, de modo que en muchas ocasiones se podría llegar a evitar tener que recurrir a solicitar la incapacidad.

Confusión, estrés, impotencia, culpa, o miedo son solamente algunos de los sentimientos que terminan surgiendo en la persona que día a día se sobrepone a intensos dolores físicos para seguir cumpliendo con sus obligaciones. Junto con el aislamiento provocado por la INCOMPRENSION que muestra su propia familia, los Servicios Sanitarios, la Sociedad en general, ante su padecimiento, estos sentimientos van poco a poco mermando las fuerzas del enfermo de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y/o Sensibilidad Química Múltiple.

Confusión, impotencia, culpa y miedo son palabras que se escuchan una y otra vez en los afectados que llegan por primera vez a nuestra Asociación. Son sentimientos que tienen su origen en el hecho de que en muchos círculos ni siquiera se reconozca su enfermedad como tal, en el interminable ir y venir de especialistas, y en la inexistencia de medios eficaces para aliviar los síntomas que les produce la enfermedad queda de nuevo “abandonada” a su suerte

En la mayoría de los casos, la asistencia sanitaria recibida es totalmente insuficiente. El Especialistas, tras dar con el diagnóstico, autoriza los tratamientos que considera oportunos, y transfiere de nuevo la historia a los Médicos de Familia para su seguimiento. Lamentablemente dicho seguimiento suele terminar resultando muy pobre o incluso nulo y el enfermo.

Es en este punto donde cobran especial importancia las ayudas de las Asociaciones de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química Múltiple.

Nuestra labor está orientada en todo momento a mejorar la calidad de vida del enfermo. Por ello, ofrecemos apoyo y calor humano a todos los afectados. Puede parecer algo banal, pero para una persona que se siente mal físicamente, que se siente aislada, incomprendida, como un “bicho raro” de la sociedad, el apoyo humano es una de las mayores ayudas que se puede prestar.

 

ES NECESARIO SENSIBILIZAR A LAS INSTITUCIONES Y A LA SOCIEDAD EN GENERAL PARA QUE SE INVESTIGUEN LAS CAUSAS Y LOS TRATAMIENTOS DE ESTAS DOS ENFERMEDADES.

¡YA ES HORA QUE SE TENGA EN CUENTA EL PADECIMIENTO DE TANTAS PERSONAS!